EL AGUJERO

 

Había una vez un agujero en el cielo, y los científicos que lo vieron cayeron en un estado de pánico. No entendieron su naturaleza, y después de muchos años de investigación, todavía no pudieron comprender ni la causa ni la razón de su existencia. Sin embargo, dedicados, trabajaban para cerrar el agujero, y por fin, tuvieron éxito con ese proyecto.

 

Pero el día en cual cerraron el agujero, el científico en cargo del proyecto de repente se murió. Y solamente entonces, con gran pesar, entendió él la importancia del agujero -- y que nunca debieron haber hecho su trabajo, si supieron...

 

Era que, sin este agujero, las almas de los difuntos no pudieran pasar de esta vida para vivir en EL CIELO.

 

 

 

©1999 - 2017 Mary Barnett / Moodesigns